Los 5 grandes comunicadores de la historia


Los grandes oradores persuaden, inspiran, convencen y mueven la opinión de grandes masas. A lo largo de la historia, varias personalidades han sido destacadas y recordadas por influir a través del discurso. Ellos conocían el poder que tiene la palabra para comunicar a las masas.

Tanto políticos como líderes, emprendedores, profesionales y maestros deben dominar este arte a la perfección para impactar con su discurso. Ser un gran orador no es una habilidad con la que se nace sino que, se aprende e incorpora con diferentes técnicas y prácticas. Estos son los grandes oradores de todos los tiempos y lo que podemos aprender de ellos.

Los grandes comunicadores de la historia

1) Sócrates

El famoso filósofo griego, maestro y padre de la filosofía, enseñaba a sus alumnos y discípulos a través del ejercicio de la palabra.

Reunidos alrededor del Ágora (plaza pública de Atenas), Sócrates conversaba con sus alumnos. Convirtió la oratoria en un método filosófico: la mayéutica. Este consistía en que el filósofo mediante preguntas inocentes y sencillas acerca de un tema determinado, confundía al interlocutor y lo hacía entrar en contradicción en sus propias ideas. Este reconocía así su ignorancia y a través del discurso de Sócrates se alcanzaba la verdad del asunto.

El orador griego nunca dejó ninguna obra escrita, sino que sus discípulos fueron quienes llevaron sus mejores discursos y enseñanzas al papiro.

2) Abraham Lincoln

grandes comunicadores de la historia

Abraham Lincoln pronunció uno de los mejores discursos de la historia: el “discurso de Gettysburg” en noviembre de 1863, durante la Guerra Civil Estadounidense. Con un discurso conciso, de 2 o 3 minutos y de menos de 300 palabras resumió la guerra y reivindicó los derechos de igualdad y libertad de todos los hombres. Su exposición superó la de Edward Everettm, considerado el orador más famoso de la época, que fue de más de 10.000 palabras y dos horas.

En aquella época ya se sentenciaba que los grandes comunicadores del mundo tienen la habilidad de crear mensajes impactantes y memorables diciendo mucho con pocas palabras. Un buen orador tiene que hacerse escuchar y atraer el interés de la audiencia.

3) Martin Luther King

El 28 de Agosto de 1963, Martin Luther King frente a una multitud de seguidores se convirtió en uno de los mejores oradores de la historia con su famoso discurso “I have a Dream”. La convicción y fuerza de sus palabras, el uso apropiado del silencio, la repetición de frases cortas, como ” Yo tengo un sueño”, para transmitir sus ideales y deseos políticos, lo han convertido en un líder por la igualdad social que traspasa todas las épocas.

Activista inagotable de los derechos civiles para los afroestadounidenses, con su mensaje persuasivo, emocional e inspirador logró la atención de sus seguidores y de todo el mundo.

Gracias a su lucha, acciones y discursos, en 1965 se promulgaron varias leyes en beneficio de esta parte de la sociedad tan excluida.

4) Adolf Hitler

Tan amado por sus seguidores y odiado por sus enemigos, Adolf Hitler fue, sin dudas, más allá de cualquier juicio de valor, un gran orador. Hitler hizo de la palabra hablada el principal elemento comunicador de la propaganda nazi.

Para ser un buen orador, hay testimonios de que ensayaba y practicaba hasta el cansancio técnicas oratorias, teatro y cómo presentarse frente al público.

Utilizando técnicas como la variación en el uso del tono de voz como elemento de persuasión, los gestos y expresiones faciales, el uso de un vocabulario sencillo y directo hacia sus simpatizantes, se ganó el papel de líder y comunicador de uno de los movimientos ideológicos más oscuros de la historia.

5) Steve Jobs

Quien supo ser CEO y cofundador de Apple, Steve Jobs, ha mostrado unas excelentes habilidades en oratoria, que lo posicionaron en la cumbre del éxito y por lo cual ha sido reconocido como uno de los grandes comunicadores del mundo.

Su famoso discurso en el acto de graduación de Stanford en 2005 tiene más de 30 millones de reproducciones en youtube. En sus presentaciones definía el objetivo a través de una idea única a transmitir, separandola en tres ítems esenciales que ayudaban a la organización del discurso y a su facilidad para ser escuchado.

La utilización de eslóganes, de ideas inspiradoras y fáciles de recordar, y la capacidad de estructurar y transmitir un mensaje como si fuera un cuento, le dieron el título de uno de los mejores oradores del mundo.

Estos son sólo 5 de los grandes comunicadores de la historia, pero, sin duda se pueden mencionar muchos más. Todos han sabido hacer de la oratoria su principal arma de poder.

Para aprender más acerca de la oratoria y de cómo hablar en público, aquí hay algunos consejos. Te invito, también, a suscribirte a nuestra newsletter para recibir más artículos interesantes para desarrollar tus habilidades de comunicación:

Alguna vez estudiante de Filosofía.  Escribo, comunico y creo contenido. Aprendiendo siempre.

 

Deja un comentario