Como superar el miedo a hablar en público (II)


El miedo a hablar en público es tan universal que hasta parece que todos debieramos de sentirlo. Cuando tenía 8 años, antes de la función de fin de curso, las niñas mayores hablablan entre ellas: “¡que nervios!”, “yo estoy muy nerviosa”. Yo las miraba con curiosidad. Y de pronto una de ellas me pregunta: “¿estás nerviosa?”. Yo no sabía que decir, no sabía que era eso de estar nerviosa, pero se suponía que debía estarlo, porque todo el mundo a mi alrededor decía estar nervioso. Así que conteste “Sí, mucho”

El miedo no es lo mismo que los nervios. El nerviosismo es un estado pasajero de excitación, inquietud o falta de tranquilidad. Puedes encontrar técnicas para controlar los nervios cuando hablas en público en el artículo, Mantén los nervios a raya mientras hablas en público.

El miedo es la sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario. El miedo nos puede paralizar. Lo que hacemos normalmente ante miedo a hablar en público es evitar esa situación. Pero evitando enfrentarnos a esa situación no dejamos de tener el miedo, el miedo sigue ahí.

¿Por qué tenemos miedo a hablar en público? y ¿Cómo superar el miedo a hablar en público?

¿A qué se debe que tengamos miedo a hablar en público? En realidad, ¿qué es lo que provoca ese miedo? En el artículo anterior, hablabamos de lo desconocido como uno de los factores del miedo a hablar en público. Otra de las causas del miedo a hablar en público es:

miedo a hablar en público

  • Inexperiencia

La falta de experiencia provoca miedo. Recuerdas la primera vez que montaste en bicicleta o la primera vez que condujiste un coche. No saber como hacer algo que tenemos que hacer nos genera ansiedad e inseguridad.

Sin embargo, si no nos enfrentamos a ello y aprendemos cómo hacerlo, el miedo no desaparecerá. A medida que adquirimos experiencia ganamos seguridad en nosotros mismos y la ansiedad desaparece. Practica, en cuanto tengas ocasión.

Empieza poco a poco, en ambientes seguros, con tus amigos, familiares… ante un número reducido de personas. Prácticar tu sólo frente al espejo o grabandote en vídeo también ayuda.

No esperes hacerlo perfecto la primera vez. La busqueda de la perfección genera ansiedad. El aprendizaje requiere pasar por la siguiente fases:

aprendizaje

Incompetencia Inconsciente: No sé que no sé. No soy consciente de que no sé. Por ejemplo, no sé hablar en público, pero no soy consciente de que no sé.

En esta fase, no nos planteamos que hablar en público pueda ser una habilidad que puedo aprender y adquirir. Existe la creencia errónea de que es un talento innato.

Incompetencia Consciente: Me doy cuenta de que no sé.

Competencia Consciente: Esta es la fase en la que estoy aprendiendo. Necesito fijarme en todo lo que hago, necesito ser consciente de lo que estoy haciendo para hacerlo. Aprendiendo a hablar en público, en esta fase, estaré pendiente de las pausas, la variedad vocal, mis movimientos…

Competencia Inconsciente: Automatizamos las acciones, no necesitamos estar pendientes de todo en todo momento. Hablar en público sale de forma más natural.

Practicar te permitirá obtener experiencia. Y la experiencia te ayudará a sentirte con más seguridad cuando hablas ante el público. Lee libros sobre hablar en público, asiste a conferencias, escucha a otras personas hablando en público y no dejes de prácticar en cuanto tengas ocasión.

Nadie ha nacido sabiendo. Los grandes oradores, han sido inexpertos primero. Y la mayoría han sentido miedo la primera vez. Si nunca hubiesen hablado en público superando el miedo inicial, hoy no serían buenos oradores. La práctica les ha dado la pericia.  El don de la palabra se adquire si se práctica.

No te pierdas la tercera parte del artículo. Suscríbete a nuestra newsletter y recíbelo en tu email.

Aprende a hablar en público con nuestro CURSO ONLINE: a tu ritmo, personalizado y muy práctico.

Deja un comentario