Cómo empezar una presentación


empezar una presentación

¿Tienes que realizar una presentación y no sabes cómo empezar?

Para que una presentación tenga éxito requiere de una buena introducción.

Cuando iniciamos una conversación con nuestros amigos o familiares,  siempre comenzamos con un saludo, un ¿qué tal?…no comenzamos a hablar directamente sobre el tema en cuestión. Si hablamos para un público más amplio, tampoco debemos comenzar directamente a hablar sobre el tema de nuestra presentación. Debemos tomarnos un tiempo, para romper el hielo, para introducir el tema y ganarnos su atención.

El inicio de la presentación es la parte más importante de nuestro discurso. Durante la introducción debemos ganarnos la atención del público. Si no lo hacemos durante los primeros minutos de nuestra presentación, más tarde nos resultará muy difícil.

La introducción es el momento para establecer una buena conexión con el público. Para ello sonríe, muestra tu entusiasmo y mantén el contacto visual con tu audiendia. Además, nos sirve para introducir el tema del que vamos a hablar y generar curiosidad.

5 técnicas para comenzar una presentación

Para comenzar tu presentacion puedes utilizar una de estas 5 técnicas:

– Comienza con una historia o anécdota.

Las historias o anecdotas son un buen recurso para conseguir la atención de tu audiencia. Las personas somos curiosas por naturaleza, nos cautivan las historias y queremos saber que pasa después. Si además comienzas con una historia o anecdota personal, contada en primera persona, ganarás todavía más la atención de tu público.

– Utiliza una cita.

Utiliza una frase de algún autor famoso, relacionada con el tema. Utiliar una cita aporta autoridad a lo que vas a contar. Cuando escuchamos una cita, esto es lo que nuestra mente procesa: “Alguien de reconocido prestigio ha dicho algo relacionado con lo que voy a escuchar, entonces debe ser importante”

– Empieza con una pregunta retórica.

– Habla sobre la importancia del tema que vas a tratar.

Cuentales porqué el tema del que vas a hablar es importante para ellos y ellas. Si el público reconoce lo importante que es para ellos, prestarán mayor atención.

– Si el motivo de tu presentación es debido a algún acontecimiento especial, haz referencia a ese acontecimiento.

Prepara cuidadosamente la introducción y memorízala. Realizar una buena introducción te servirá además para tener confianza en ti y en tu presentación.

Si quieres seguir conociendo más técnicas, trucos y recursos para mejorar tu oratoria, suscríbete a nuestra newsletter y te las enviamos a tu email:

Aprende a hablar en público con nuestro CURSO ONLINE: a tu ritmo, personalizado y muy práctico.

Deja un comentario